Tableros de comando


Un tablero de comando (dashboard) es un modelo que reúne un conjunto
cuidadosamente seleccionado de indicadores que sirven para comunicar a los gerentes los
principales resultados que se obtienen en una organización.
Se pueden diseñar diferentes tableros de comando dependiendo de la estrategia de la
organización o con el objeto de controlar determinados parámetros establecidos
previamente. El objetivo es monitorear el desempeño de la organización en determinados
aspectos. Se puede monitorear desde variables económicas o financieras (costos,
ingresos, etc) hasta variables relacionadas al desempeño de los recursos humanos o de los
procesos de producción.
Se puede construir un Cuadro de Mando Integral (CMI) que es un modelo de gestión
estratégico en el cual los indicadores seleccionados representan una herramienta para
que los directivos puedan comunicar a los empleados la visión y estrategia de la
organización.
El Cuadro de Mando Integral (CMI) proporciona a los directivos un marco, una estructura
o un enfoque que permite traducir la visión y la estrategia de una organización, en un
conjunto coherente de indicadores de actuación organizado en las cuatro perspectivas
fundamentales: financiera, clientes, procesos internos y formación y crecimiento.
Esta estructura permite comunicar la visión y la estrategia de una organización, utilizando
las mediciones para informar a los empleados sobre las causantes de éxito actual y futuro.
Al definir los objetivos e indicadores estratégicos organizados en las cuatro perspectivas,
los directivos comunican lo que realmente es importante o estratégico y esperan canalizar
las energías, las capacidades y el conocimiento concreto de todo el personal de la
organización hacia la consecución de objetivos de largo plazo.