Reestructuración y optimizacion de procesos


Cuando una organización comienza a tener problemas en la administración o el proceso
productivo habitual es necesario detenerse y preguntarse qué estamos haciendo y cómo
podemos agregar valor a nuestras horas de trabajo para satisfacer de manera eficaz las
necesidades de nuestros clientes.
La reestructuración y optimización de procesos se refiere a contemplar la posibilidad de
hacer una revisión profunda y rediseño radical de los procesos administrativos y/o de
producción de una organización con el objetivo de alcanzar mejoras en su capacidad de
gestión. La reingeniería o rediseño de procesos busca llegar a la raíz de los problemas. No
se trata solamente de mejorar los procesos, sino y principalmente, busca reinventarlos
con el fin de crear ventajas competitivas e innovar en las formas de hacer las cosas.
En este proceso nos haremos preguntas tales como “¿Por qué hacemos lo que hacemos?,
“¿Por qué lo hacemos como lo hacemos?” “¿Cómo podemos mejorar lo que hacemos con
lo que hemos aprendido?”
Las principales ventajas de utilizar esta herramienta de gestión son las siguientes:
 Planificar las actividades e interacciones de la organización.
 Simplificar y estandarizar los procesos productivos y administrativos
 Eliminar actividades que no crean valor.
 Reducir tiempos de respuesta.
 Focalizarse en la atención al cliente.
 Mejorar la calidad del servicio.
 Identificar responsables en cada parte del proceso.
 Identificar oportunidades de mejora continua.
 Controlar y medir la gestión.